¿Quieres hacer llegar información a tus profesionales?

¿Tienes un tema clave a concienciar a tus empleados?

¿Hay un servicio que quieras que conozcan tus clientes?

¿Quieres dar a conocer tu empresa?

¿Quieres dar valor a lo que haces?

Si tienes alguna de estas necesidades, el storytelling se ha demostrado que es una herramienta eficaz y en Fidelia llevamos más de 7 años creando historias que cautivan, motivan y entretienen

CUÉNTANOS Y TE PREPARAMOS UNA SINOPSIS DE LO QUE PODRÍAS TENER 

¿Cómo trabajamos?

Comunicacion

Cuéntanos tu necesidad, te hacemos una propuesta donde incluiremos una sinopsis específica de la historia que necesitas.

¿Te gusta?

Entonces te escribimos el guión. Lo apruebas, y creamos tu historia.

¿Que conseguimos?

Comunicación para sensibilizar en valores

Comunicación para sensibilizar en valores

Ejemplos de cómo lo hacemos

EJEMPLOS SINOPSIS
EJEMPLO GUIÓN

La historia está protagonizada por Tomás, una persona recién contratada en la delegación de airPekin en Bilbao. Tomás está muy contento con su nuevo puesto pero está algo inquieto al empezar porque supone que, como en otras compañías en las que ha trabajado, va a tener que recibir muchas charlas y emplear bastante tiempo para conocer las herramientas, personas en otras delegaciones, la política de la empresa… Todavía se acuerda del pequeño lío que montó en su anterior trabajo por no disponer de la información clara y precisa que necesitaba y no saber cómo conseguirla. Por eso su sorpresa es mayúscula cuando, nada más llegar, la persona responsable de formación le da acceso a una formación on-line de bienvenida clara, amena y sencilla que responde a algunas de sus principales dudas.

En esta formación de bienvenida, Tomás empieza a conocer en profundidad a su nueva empresa, cómo está repartida por diferentes países, cuál es su filosofía de trabajo… Todo ello le hace tener una idea más clara de la importancia de su labor.

Después tiene un acercamiento a las distintas herramientas de trabajo a su disposición, es una descripción general, pero la formación incluye enlaces para ver en mayor detalle cada una de ellas y solventar sus dudas. De esta manera, a Tomás no le costará mucho dominarlas.

Toda esta información es presentada de forma amena y muy del agrado de Tomás, pero no se da cuenta realmente de su importancia hasta una semana más tarde, cuando está inmerso en el trabajo y se le presenta un problema que también involucra a otra delegación en Alemania. La primera reacción de Tomás es salir corriendo para pedir ayuda, pero se da cuenta que con la formación de bienvenida y los enlaces incluidos en ella tiene prácticamente todo lo que necesita para solucionar el problema: identifica el obstáculo gracias a la herramienta que ya maneja con soltura, localiza la delegación, contacta con la persona responsable en ella, y entre ambos solucionan el problema.

Unas pocas semanas más tarde, Tomás está completamente integrado en airPekin. Gracias a la formación on-line que recibió, su nueva travesía no ha podido empezar mejor

El protagonista de nuestra historia es Tomás, que lleva poco tiempo trabajando en una fábrica.

Tomás está muy a gusto trabajando en la fábrica, aunque sólo hay una cosa que le desagrada en su trabajo: los recordatorios para cuidar el medio ambiente que le bombardean regularmente desde la propia empresa y por sus compañeros. A Tomás le resulta exagerado cómo reaccionan todos cuando él echa algún papel o producto en el contenedor equivocado, o no rellena correctamente una etiqueta. Así que cuando le echan la bronca, él no hace realmente caso: ya tiene muchas obligaciones y cuotas que cumplir, para estar cuidándose de utilizar un contenedor u otro. Que luego vengan a quejarse si quieren.

Un día, sin embargo, se añade una nueva preocupación a Tomás: un nuevo vecino se muda al piso de al lado. El vecino se muestra simpático y encantador, pero pronto empiezan  los problemas: ruidos a altas horas de la madrugada, montañas de basura a cualquier hora del día y con un olor pestilente…  La gota que colma el vaso con él es cuando el perro de Tomás se intoxica levemente al rebuscar en su basura porque el vecino había tirado un recipiente de lejía medio lleno. Tomás está  a punto de estrangular a su vecino. Además, irritable como está por los ruidos, los olores y el incidente, también acaba enfrentándose con su jefe, que se queja por enésima vez porque Tomás ha colocado el papel en el contenedor incorrecto: se mete en una discusión con él y acaban a grito pelado. Tomás siente que tiene un pie en la calle. Está tan sofocado por la discusión, que casi bebe de una botella de refresco en la que él mismo había depositado incorrectamente productos tóxicos. A Tomás casi le da un infarto cuando se da cuenta que ha estado a punto de pasarle lo mismo que a su mascota… y también comprende que él ha estado actuando exactamente igual que su vecino.

Tomás se da cuenta de su error, y con la ayuda de los compañeros y guías de la empresa y de su propia curiosidad,  conoce  las consecuencias que su inconsciencia puede estar haciendo en el medio ambiente. Tomás decide tomar cartas en el asunto: aprende cómo ha de hacerse el etiquetado,  el manejo de los productos tóxicos, y la eliminación de los vertidos. Hasta se preocupa por la contaminación acústica y atmosférica de la fábrica, y propone varias cosas muy interesantes a su jefe, que está alucinado con el cambio de actitud de Tomás. A medida que Tomás va tomando conciencia, se da cuenta que a lo largo de su vida ha sido bastante irresponsable con el tema, como cuando trabajó en un lavadero de coches y cómo llevaban el asunto del agua (consumo y vertidos). Es entonces cuando Tomás verdaderamente comprende cómo se tienen que hacer bien las cosas. No es un tema fácil, y todavía acaban produciéndose pequeños errores en su actuación, pero poco a poco se van subsanando con la ayuda de sus compañeros y de la información que su empresa pone a su disposición. Se acabaron las quejas y las discusiones con todos, y la amenaza de perder el trabajo.

Las cosas ya parecen ir sobre ruedas para Tomás cuando se produce el desastre: un accidente completamente fortuito mientras trabaja provoca un derrame tóxico en la fábrica. Por un momento, a Tomás se le viene el mundo encima,  pero entonces recuerda el protocolo de actuación que ha estudiado y sigue las normas oportunas en caso de derrame. El protocolo funciona perfectamente y el asunto se soluciona de forma eficiente. ¡El jefe de Tomás no sólo no le reprende, sino que hasta le felicita!

Desde entonces hasta el día de hoy, Tomás ya ha comprendido de la importancia de gestionar bien los residuos y respetar el medio ambiente tanto en su trabajo como en su vida personal. Ahora se ha propuesto “convertir” a su vecino… ¡Eso sí que va a ser un auténtico reto!

Guión de la píldora:

SLIDE : RESPETO EN EL DIÁLOGO CON LOS COMPAÑEROS.

SLIDE : Hola, soy Ricardo. Hace poco me pasó algo que me abrió los ojos a lo importante que es el respeto en la comunicación con mis compañeros y colaboradores…

Animación: PILDORA 1

Escenario: CAFETERIA

Ana y Ricardo, dos jefes de equipo, están hablando en una cafetería.

Ricardo: ¿Qué tal con la nueva?

Ana: ¿Silvia? Le falta algo de experiencia, todavía tiene mucho que mejorar…

Ricardo: ¡Es que eres muy blanda, Ana! ¡Un par de buenos gritos y ya verás cómo espabila! ¡Eso hago yo con Tomás! Fundido a…

Escenario: Oficina Imagen de Ricardo en la oficina, junto a las mesas de Tomás, Horacio y Mónica.

Ricardo(furioso, a gritos): ¡Tomás! ¡¿Se puede saber qué es esto?!

Tomás(extrañado): El informe que me pediste, Ricardo, ¿hay algo que esté mal?

Ricardo(a gritos): ¡Todo! ¡Esto no es un informe, sino basura, a ver si te pones las pilas!

Tomás(molesto): Perdona, Ricardo, pero no creo que eso sea justo…

Ricardo(a gritos): ¡Calla ya y hazme de nuevo el informe! ¡Y esta vez trata de usar alguna neurona! Vemos que Tomás se pone rojo de ira y le sale humo por las orejas.

Fundido a… Volvemos a la cafetería. Ricardo(satisfecho): Y ahí lo he dejado rehaciendo el informe.

Ana: Yo prefiero tratar a mi equipo con algo más de respeto, Ricardo.

Escenario: Despacho de Ana

Imagen de Ana en su despacho con Silvia.

Ana: Silvia, te voy a pedir que me rehagas el informe que me entregaste esta mañana.

Silvia(extrañada): ¿Cómo? ¿Qué le pasa?¡Si le he dedicado muchas horas!

Ana: Y se nota, es un informe muy exhaustivo con todo tipo de datos. Eso es lo que me gusta de ti, Silvia, tu dedicación y esfuerzo.

Silvia(más tranquila): Gracias, Ana. Ana: Entonces, ¿por qué crees que quiero que lo rehagas?

Silvia(pensativa): Si el problema no está en los datos, estará en mis conclusiones. Puede que me haya liado un poco con ellas. Ana: Efectivamente,

Silvia. Son ambigüas y poco claras.

Silvia(contenta): Me esforzaré por expresarlas de modo más claro.¡Hoy mismo te lo reenvío!

Ana: Fenomenal, Silvia. Sigue trabajando así de duro y con esa buena actitud.

Silvia sonríe feliz. Fundido a…

Escenario: Cafetería Volvemos a la cafetería.

Ricardo(despreciativo): ¡Bah! Respeto… el respeto no consigue resultados. Te lo digo yo… Fundido a negro.

RÓTULO: Unas semanas más tarde…

Escenario: Despacho de Ana y oficina Fundido a… Ana, en su despacho, llama a Ricardo, que está en la oficina.

Ricardo: ¿Sí?

Ana: Hola, Ricardo, soy Ana. ¿Te vienes a comer?

Ricardo(sorprendido): ¿Pero no tenías que preparar esa reunión tan importante de mañana?

Ana: No, al final la he delegado en Silvia… ¡es que está hecha un crack! Lo hace todo bien: informes, presentaciones…

Ricardo(triste): ¡Qué suerte tienes!, yo en cambio me tengo que quedar preparando un millón de informes…

Ana(sorprendida): ¿Por qué no se los encargas a Tomás?

Ricardo(avergonzado): Es que… a lo mejor tendría que haber sido un poco más respetuoso con Tomás… El plano se abre y vemos al fin la oficina al completo y cómo a Tomás se lo están llevando unos celadores con una camisa de fuerza.

Tomás(rabioso): ¡Informes! ¡Acércate, Ricardo, y te daré informes! Fundido a negro.

FIN ANIMACIÓN

SLIDE : Lo que me pasó con Tomás me dejó claro que no estaba consiguiendo los mejores resultados de mi equipo. Y todo por culpa de no saber tratarlos con respeto

Ejemplos de lo que conseguimos

INFORMATIVO: Empresa MIFINANCIACION.ES

CONCIENCIACIÓN: Integridad profesional

CONCIENCIACIÓN: Crowdfranchise – Crowdfunding para franquicias